lunes, 15 de mayo de 2017

Taller de creatividad y fotografía terapéutica

Introducción
La fotografía no es sólo la más moderna de las artes y el punto de partida y conclusión de numerosas obras de arte moderno, sino también un instrumento creativo de gran relevancia por la rapidez del acceso al mismo y sus diferentes niveles de complejidad, con lo  que se adapta a cada búsqueda personal.
Es a la vez un excelente medio de expresión personal y de abordaje al mejor conocimiento de uno mismo, prueba de lo cual es el gran desarrollo de la fotografía terapéutica. 

Sería un taller onda taller literario, textos breves (Sandra Russo), cerámica, etc. Intenta estimular la propia creatividad, expresión, juego y a la vez generar placer y descubrimientos.

Aún siendo un instrumento de rápido acceso a la creatividad, su profundización lleva toda la vida y es una elección personal. Paradójicamente para lograr cierta soltura y libertad en la expresión con el mismo, son necesarios ciertos instrumentos mínimos, como en cualquier arte. Y también, como en cualquier otra forma artística pueden surgir bloqueos que nos hablan de nosotros mismos y cuyo conocimiento puede ser aprovechado de diversos modos y con diversos fines.

Dr Juan M Di Liscia
Médico - Fotógrafo

Bibliografía:
De fotografía

De creatividad
El arte como terapia
Las  funciones del arte:
1/  Recordar
2/  Esperanza
3/  Tristeza
4/  Reequilibrio (Moral)
5/  Autoconocimiento
6/  Crecimiento
7/  Apreciación
El camino del artista
Free play
Arteterapia


Acto fotográfico, taller de fotografía y creatividad

A - Trabajo con la fotografía
Los procesos fotográficos, el resultado y la recepción
1.    Proceso técnico
     Instrumental
i.         Teoría fotográfica
ii.       Técnica fotográfica
iii.      Materiales: cámaras, objetivos, trípodes, flash, computadoras, etc.
iv.     Programas de edición
     Táctico
i.         Usos en diferentes casos
ii.       Edición de fotografías
iii.      Intervención digital
2.    Proceso formal y compositivo
     Composición
     Estilo
     Fotografía, diseño y arte
     Historia
3.    Proceso conceptual y semiótico
     Concepto y mensaje
     Comunicación
     Semiología (signo, ícono y símbolo)
     Realidad (símil, código e índice)
     Objetividad y subjetividad
     Denotación y connotación
     Contexto
     Narración
     Testimonio, documentalismo y autor
     Figuración y abstracción
     Autorreferencia (la imagen dice tanto de nosotros como lo que nosotros queremos decir con la imagen)
4.    Proceso creativo
     Motivación (¿por qué?)
     Bloqueos (¿por qué no?)
     Improvisación o proyecto (¿cuál?)
     Improvisar o planificar (¿cómo?)
     Puesta en marcha (¿cuándo?)
     Realización (praxis)

B - Trabajo con la creatividad
Análisis, estimulación y facilitación creativa
1.    Los bloqueos creativos
     Los prejuicios
     Los permisos
     El crítico interior
     Los roles, la persona y las máscaras
Los papeles, guiones o libretos sociales, parentales, introyectados o del "sí mismo"
1.    "Eso" que nos produce taquicardia (el entusiasmo)
     El niño interior
     Las pequeñas acciones diarias
     El "aquí y el ahora"
     El juego creativo
     El diálogo con obras propias y ajenas
2.    El ambiente propicio
     El círculo nutricio
     Momentos con uno mismo
     El lugar personal y la reflexión
     El diario "totalmente" informal
     Paseo con el niño-artista interior

lunes, 8 de agosto de 2016

El Proceso de la Fototerapia en Counseling y Terapia

**) Ha sido definida por numerosos autores entre ellos Stewart (1978) quien estableció que es “…el uso de fotografías o materiales fotográficos bajo la dirección de un terapeuta entrenado para reducir o aliviar síntomas psicológicos dolorosos y facilitar el crecimiento psicológico y los cambios terapéuticos”.


**) David Krauss (1980) definió la Foto Terapia como “la aplicación sistemática de imágenes fotográficas y/o de procesos fotográficos (a menudo es una combinación visual de imágenes y lenguaje) para crear cambios positivos en los pensamientos, sentimientos y conducta de los pacientes”



**) J. Weiser, una de las actuales líderes en el campo y directora del PhotoTherapy Centre de Vancouver, “Las técnicas de FotoTerapia (PhotoTherapy) utilizan las fotos personales de los pacientes, sus álbumes familiares y sus interacciones como catalizadores visuales para evocar terapéuticamente los recuerdos relevantes, sentimientos e información que está contenida en las imágenes de forma inconsciente" (Weiser, 1993/1999)
añade “…de hecho, el significado de las fotos se encuentra, no tanto en sus factores visuales, sino en lo que estos detalles evocan en la mente -y en el corazón- de cada observador” (ídem,1993/1999) ....




La FotoTerapia no es una escuela ni un modelo terapéutico, es un conjunto de técnicas que deben ser aprendidas y utilizadas por terapeutas formados y con experiencia.

Trabajar con el dolor humano implica una enorme responsabilidad, misma que debe considerar los más altos principios éticos. El rol del terapeuta que hace FotoTerapia es mas el de un “facilitador” que el de un “sanador”.

El proceso fotográfico y el proceso terapéutico tienen mucho en común y sus conceptos pueden se utilizados metafóricamente en ambos dominios ya que en ambos casos se trata de captar una porción de realidad, verla a través de los ojos o la lente de una cámara, acercarnos al objeto, seleccionar, fijar la atención en la imagen, enfocar, encuadrar, disparar, capturar la imagen y fijarla sobre una superficie sensible.

En ambos procesos la “realidad” es vista, “tomada” a través de filtros físicos, personales y culturales que nos permiten hacer resaltar , interpretar y/o distorsionar las cosas.

Para captarla con más detalle usamos un telefoto o para tener una visión de conjunto un gran angular. Se trata de fijar una imagen en una superficie sensible (papel o la mente humana), el resultado pasa por una "cámara oscura" (procesos mentales) en donde a partir de otro proceso se “revelan los rollos” (ideas, relatos) que nos ayudan a ir creando mas claridad consciencia y nuevos aprendizajes.

De todas las imágenes obtenidas y guardadas en el rollo, en la tarjeta de memoria o en nuestra propia memoria debemos escoger solo algunas para posteriormente revisarlas, significarlas, pensarlas, sentirlas, ampliarlas y posteriormente transformarlas y resignificarlas.

En el proceso de “revelado” e impresión, las imágenes físicas así como las imágenes psíquicas son traídas a la consciencia, seleccionadas, editadas y transformadas, cambiando su significado cognitivo y su contenido afectivo.

El trabajo con técnicas de FotoTerapia esta basado en las preguntas que se proponen. El arte del terapeuta radica en la forma en que plantea las preguntas, si son claras y pertinentes en el momento de hacerlas, más información relevante aparecerá a la consciencia. No se trata aquí de hacer interpretaciones acerca de las fotografías.

Muchas otras preguntas también pueden formularse, dependiendo del momento terapéutico en el que nos encontremos (para mayor información pueden consultar https://phototherapy-centre.com/spanish/

Se trata de crear el contexto y brindar la oportunidad de hablar con mayor precisión y profundidad de temas y de experiencias importantes para el consultante.

Por otra parte, dentro de algunos de los trabajos relevantes en el este campo se encuentran los de Joel Walker, psiquiatra y fotógrafo, residente en Toronto, Canadá. Pionero de un tratamiento en el que se utilizan imágenes fotográficas. Ha desarrollado un modelo al que denomina "Walker Visuals", que es utilizado por terapeutas en diversos espacios de trabajo alrededor del mundo. Por más de 30 años ha usado fotografías y trabajado con cámaras en talleres como una práctica interactiva. En 1995, Life publicó un ensayo sobre su método.

El Dr. Joel Walker realizó su primera exhibición interactiva en el Rockefeller de N.Y. en 1979. Ha presentado 5 exhibiciones alrededor del mundo, la más reciente fue We may never die, que fue por primera vez presentada en 1996 y sigue aún activa.

En noviembre del 2009, la serie fotográfica denominada The never-ending journey será presentada a un grupo de oncólogos para que a su vez las apliquen a pacientes en salas de quimioterapia dentro del Instituto Nacional de Cancerología, en México D.F. Para mayor información consultar http://www.joelwalker.com

Referencias

Flusser, V.,(1990): Towards a Philosophy of Photography, Reaktion Books, Farrington, London.

(1) Krauss, D., Fryrear, J.,(1983): Phototherapy in mental health, Charles Thomas Publisher Springfield Ill.,USA.

(2) Weiser, J.(1993/1999): Phototherapy techniques: Exploring the secrets of personal snapshots and family albums, Vancouver, Canadá, Phototherapy Centre.

miércoles, 24 de febrero de 2016

El Cuarto Elemento



Lápiz, cámara, manos pintadas, pincel o lapicera son instrumentos de expresión, creación, con una teoría/técnica detrás. Todos ellos.
Lápiz y pincel parten del papel en blanco (más lo que portamos dentro de nosotros). Igual con la escritura.
Con la cámara, con la fotografía, ocurre algo diferente: partimos de "un preexistente blanco virtual", la cámara con su teoría/técnica (más lo que portamos con nosotros) y de retazos de realidad. Siempre necesitamos una huella de lo real.
Así:
Pintura, dibujo, escritura = Papel blanco + Pincel, lápiz, lapicera y teoría/técnica de uso + Subjetividad
Fotografía = Preexistente blanco virtual + Cámara y teoría/técnica de uso + Subjetividad + Retazos de la realidad (Huellas de lo real)
Diríamos así, que aparece un Cuarto Elemento.
La fotografía nos obliga a una forma de "acuerdo con lo real" y este acuerdo puede tomar muy variadas formas. Puede tomar el aspecto de pictorialismo, realismo, surrealismo, pop, abstracto, etc. Lo que no podrá nunca es prescindir de este "contrato con lo real".
Esto pareciera imponer a la fotografía una limitación respecto de las otras artes antes mencionadas. Sin embargo, creo yo, ello es aparente, pues apenas se trata de una limitación sólo más evidente o inmediata de la que padecen en realidad todas ellas. Hay retazos de realidad dentro de la subjetividad del pintor, del dibujante y del escritor, sin lo cual no habría siquiera conciencia. La diferencia está, concretamente, en que el fotógrafo tiene que emplear, forzosamente, sí o sí, retazos de una realidad externa a su subjetividad.
Y, por lo tanto, la subjetividad del fotógrafo debe buscar llegar a un acuerdo con lo real externo, todavía no internalizado, tal que éste pasa a ser un elemento instrumental más (El Cuarto Elemento). Enriquece así el pool instrumental del fotógrafo en relación al del pintor y escritor. Este Cuarto Elemento es una de las razones del ingreso triunfal de la imagen fotográfica en el arte moderno. La cámara + los retazos de realidad son para el fotógrafo los equivalentes al pincel, espátula y los colores para el pintor.
Así el fotógrafo deberá salir a la búsqueda de estos retazos de realidad, tal y como el pintor medieval o renacentista salía en busca de sus tierras y oxidos. Pero con una diferencia importante: estos retazos de realidad portan significados más densos, persistentes y cristalizados, mucho menos dóciles, que el color de las tierras del pintor.
Y, es esta característica, lo que hace imprescindible este acuerdo muy particular, para emprender el uso de este elemento propio de la fotografía. El fotógrafo deberá "domesticarlo" y al mismo tiempo "somerterse" a sus caprichos, para, con su recurso, lograr expresar el mensaje de su obra.
Aún en el fotoperiodismo, este elemento (la realidad recortada) de fuerte presencia, deberá ser "instrumentado" por el fotógrafo para la obtención de su obra final.

viernes, 19 de febrero de 2016

Taller fotografía creativa

    

La fotografía no es sólo la más moderna de las artes y el punto de partida y conclusión de numerosas obras de arte moderno, sino también un instrumento creativo de gran relevancia por la rapidez del acceso al mismo y sus diferentes niveles de complejidad que se adaptan a cada búsqueda personal.
Es a la vez un excelente medio de abordaje e investigación del conocimiento de uno mismo, el autocrecimiento y la expresión personal, prueba de lo cual es el gran desarrollo de la fotografía terapéutica. 

Se trata de un taller de un formato similar al de los talleres literarios, de textos breves, cerámica, dibujo, pintura, etc. Es decir, tiene un objetivo múltiple de desarrollar destreza, conciencia y conocimiento en un área determinada de las artes, a la vez que llenar un vacío y tiempo existencial, generar una actividad creativa y placentera y ayudar al autoconocimiento. 

TALLER DE FOTOGRAFÍA CREATIVA

A - Trabajo y elaboración con la fotografía
Análisis del proceso y del resultado
  1. Aspecto técnico
    • Instrumental
    • Táctico
  2. Aspecto formal o compositivo
    • Diseño
    • Estilo
    • Historia
  3. Mensaje (consciente e inconsciente) (FT*)
    • Detonación
    • Connotación
    • Narración
    • Contexto
    • Semiología (signo, ícono y símbolo) (símil, código e índice)
    • Autorreferencia (la imagen dice algo de nosotros y nosotros decimos algo con la imagen)
  4. Proceso creativo (FT*)
    • Motivación (¿por qué?)
    • Bloqueos (¿por qué no?)
    • Preparación, proyecto (¿cómo?)
    • Puesta en marcha (¿cuándo?)
    • Realización (praxis)
*FT: Fotografía terapéutica

B - Trabajo sobre la creatividad (El camino creativo)
Estimulación, facilitación creativa y autoexploración (Fotografía Terapéutica)
  1. Los bloqueos creativos
    • Los prejuicios
    • Los permisos
    • El crítico interior
    • Los roles, la persona y las máscaras
(Los papeles, guiones o libretos sociales, parentales, introyectatos o del "sí mismo")
  1. "Eso" que nos produce taquicardia
    • El niño interior
    • Las pequeñas acciones diarias
    • El "aquí y el ahora"
    • El juego creativo
    • El diálogo con obras propias y ajenas
  2. El ambiente propicio
    • El círculo nutricio
    • Momentos con uno mismo
    • El lugar personal y la reflexión
    • El diario "totalmente" informal
    • Paseo con el niño-artista interior